Ansiedad en perros. ¿Cuáles son los síntomas y cómo ayudarle?

 

 

¿Tu petciosa mascota está muy nerviosa y te preocupa? Puede que sea ansiedad, este es un problema muy frecuente en perros. Pero primero definamos que es la ansiedad.

La ansiedad en los perros, es igual que en las personas, es un estado mental caracterizado por una gran inquietud, nerviosismo e inseguridad. Si tu perro tiene ansiedad, sentirá malestar y puede desarrollar otros problemas, por lo que es importante solucionar la situación y visitar al veterinario de confianza antes de que sea más grave.  Y ¿Qué causa ansiedad en un perro?

La ansiedad en perros se puede dar por muchos motivos. Estos son los más comunes:

La socialización es el proceso a través del cual tu petcioso perrito aprende a relacionarse con otros perros, personas y con su ambiente. Es muy importante exponer a nuestros cachorros a todo aquello que formará parte de su entorno, sobre todo desde el primer hasta el cuarto mes de vida. 

Los perros son animales sociables, es decir necesitan sentirse parte de un grupo para sentir seguridad. Esto se debe a que el grupo aumenta sus posibilidades de supervivencia, como sucede con un cachorro que esta junto a su madre o con los lobos cuando cazan juntos. 

Con el tiempo su tolerancia a la separación aumenta y se vuelve más independiente. Pero algunos perros que han sufrido abandono, han sido separados de su madre antes de las 8 semanas o han sufrido maltrato, no llegan a tolerar la separación de sus dueños porque se sienten totalmente desvalidos. 

Si tu perro pasa muchas horas solo, se aburrirá y es probable que acabe sufriendo estrés. 

Las mudanzas, la llegada de un nuevo miembro de la familia o la ausencia de alguien.

¿Cómo se manifiesta la ansiedad?                 

Las alteraciones en el comportamiento que muestra un perro con ansiedad son su mecanismo para liberar todo el malestar que siente. 

Estos son algunos de los signos:

  1. Comportamiento destructivo, consiste en romper los muebles, la ropa y todo lo que se encuentre, sobre todo cuando está solo. 
  2. Hace sus necesidades en casa a pesar de estar acostumbrado a hacerlas afuera. 
  3. Demanda la atención exageradamente con temblores, nerviosismo o gemidos. 
  4. Se comen sus propias heces para llamar la atención.
  5. Monta a otros perros o personas, incluso si está castrado. 
  6. Está siempre alerta, con los músculos tensos y vigilante. 
  7. Ladra sin parar, gime y aúlla 
  8. Muestra hiperactividad en casa, salta y corre por todas partes. 
  9. Se lame a sí mismo, lame objetos, su cama, el suelo y hasta puede llegar a hacerse heridas. 
  10. Enferma más a menudo. Sufre sobre todo vómito y diarrea.
  11. Muestra agresividad. 



Es importante que si tu petciosos no mejora, lo lleves al veterinario asi el puede encargarse de las alteraciones del comportamiento, descubrí la causa y darle un tratamiento más adecuado.

Compra ahora Y RECIBE un regalo

solicítalo en el chat

Enviar
¿Tienes alguna duda?